Desarrollando carisma

¿Has conocido alguna vez a una persona carismática, de esas que con hablarle sientes que han sido amigos toda la vida y que al entrar a un lugar pareciera que se ilumina la habitación? La mayoría de nosotros hemos visto personas así con ese don especial, caen bien, inspiran confianza y también admiración.

Hay personas que nacen así, pero en  realidad el carisma se puede desarrollar. No es algo exclusivo para algunas personas ya que se trata de una serie de rasgos y comportamientos que nos hacen mas atractivos a los demás. La palabra Carisma viene de la palabra griega “Charis” que significa gracia o regalo. El diccionario lo define como la “Cualidad o don natural que tiene una persona para atraer a los demás por su presencia, su palabra o su personalidad”.

Las personas con carisma son asertivas, inspiradoras y proyectan confianza en si mismas, son empáticas y escuchan a los demás. No importa si tu liderazgo esta comenzando o tienes mucho tiempo liderando equipos, mejorar nuestro carisma hace de nosotros mejores lideres.

Varios estudios apoyan la noción que el carisma se puede trabajar, podemos aprender a tener mejores conductas y habilidades que nos ayuden a proyectarnos mejor.

Algunos de estos rasgos y conductas son:

Lenguaje corporal y presencia:

Sin decir una sola palabra nuestro lenguaje corporal es el 55% de nuestra comunicación según los expertos ( 38% es nuestro tono de voz y 7% nuestras palabras). Por lo tanto es vital trabajar en una buena postura, con los hombros hacia atrás y la cabeza erguida esto proyecta seguridad en si mismo y confianza.

Las personas carismáticas tienden a ser personas positivas, así que aprende a ver el vaso “medio lleno” y trabaja en buscar lo bueno que te rodea a ti y a los demás.

Para aprender a desarrollar presencia debes practicar la escucha activa, cuando alguien este hablando préstale toda tu atención y esta presente en ese momento con esa persona (se siente cuando alguien esta pensando otra cosa cuando le hablas).

Ayuda a los demás a sentirse bien:

Las personas carismáticas hacen que quienes los rodean se sientan bien. Enfocan su energía en que las demás personas se sientan mejor. Ayudando a los demás crean un ambiente positivo que atrae a las demás personas.

Puedes trabajar en esta área ofreciendo tu apoyo y experiencia, siempre con humildad y sinceridad. Ofrece reconocimiento por un trabajo bien realizado y por sobre todo se siempre transparente y auténtico (las personas notan cuando no lo es).

Inteligencia emocional y empatía:

Existe un vínculo fuerte entre  el Carisma y la inteligencia emocional. Los lideres con IE  están al pendiente de sus propias emociones y las de los demás. Esta habilidad les hace entender las circunstancias y actuar de acuerdo a ellas.

La empatía también es un componente importante, cuando podemos ponernos en los zapatos de la otra persona, entendemos sus necesidades y motivaciones con lo cual se crea una mejor comunicación.

Confianza y asertividad:

Usando tus fortalezas con metas a corto plazo y siguiendo un plan para tu crecimiento personal podrás ir generando mas confianza en ti mismo. Una buena idea es aprender tips para hablar en público, esto te dará un mejor desenvolvimiento frente a los demás.

Cuando tienes mas confianza en ti mismo puedes ser asertivo con tus necesidades y deseos, reconociendo también los de los demás. Habla sobre tus necesidades y no tengas miedo a usar tu voz, siempre haciéndolo con respeto y afecto a los demás.

Al trabajar sobre estas habilidades mejorarás la percepción que las personas tienen de ti y en consecuencia serás un líder mas carismático.

Si quieres desarrollar todo tu potencial, empieza a tomar mas conciencia sobre como te ven los demás y como puedes ayudarles. Dales tu mejor sonrisa y actitud y pronto notarás un cambio.

 

Empatía, el rasgo de un verdadero líder

Hace algunos meses tuve oportunidad de dar una conferencia a algunos profesores universitarios y al preguntarles ¿quién quiere ser un líder? todos levantaron la mano, al preguntarles ¿para qué? Algunos pocos dieron una respuesta que iba desde ayudar a la Universidad, hasta otros con planes de influencia en el sector político, nadie me dijo: para ayudar a las personas a tener mas bienestar o ser mas felices. Esto me llevo a pensar en las diferentes ideas que existen sobre lo que es liderazgo y como muchas de ellas son para auto-servirse y manipular a las personas para ayudar a mi visión personal. El problema de este tipo de liderazgo es que las personas al sentirse manipuladas o utilizadas se van.

El liderazgo que verdaderamente perdura es el liderazgo de servicio, el cual quiere influir a los demás hacia un lugar positivo para ellos mismos, un gana-gana entre el líder y sus seguidores (aprovecho a decir que el verdadero líder es el que duplica lideres, no solo seguidores), para poder liderar de esta manera es imprescindible trabajar en un rasgo muy particular: la empatía.

La empatía es la capacidad para ponerse en el lugar del otro y saber lo que siente o incluso lo que puede estar pensando. Las personas con una mayor capacidad de empatía son las que mejor saben “leer” a los demás.Son capaces de captar una gran cantidad de información sobre la otra persona a partir de su lenguaje no verbal, sus palabras, el tono de su voz, su postura, su expresión facial, etc. Y en base a esa información, pueden saber lo que está pasando dentro de ellas, lo que están sintiendo. Además, dado que los sentimientos y emociones son a menudo un reflejo del pensamiento, son capaces de deducir también lo que esa persona puede estar pensando.

Si no tienes muy desarrollada tu habilidad de empatía, no te preocupes se puede aprender, una persona puede aumentar su capacidad observando con más detalle a los demás mientras habla con ellos, prestándoles toda su atención y observando todos los mensajes que esa persona transmite, esforzándose por ponerse en su lugar y “leer” lo que siente. Si mientras hablas con una persona estás más pendiente de tus propias palabras, de lo que dirás después, de lo que hay a tu alrededor o de ciertas preocupaciones en tu mente, tu capacidad para “leer” a la otra persona no será muy alta, pero al hacerte mas consciente podrás comenzar a crecer en esta área.

Vale la pena cultivarnos y trabajar en nuestra empatía si queremos ser mejores lideres, después de todo la regla de oro nos dice: trata a los demás, como te gustaría que te trataran a ti mismo.

Liderazgo como estilo de vida

Cuando mencionamos las palabras “estilo de vida” podemos estar hablando de dónde vivimos, qué o dónde comemos, o incluso en que trabajamos, hoy te quiero desafiar a que pensemos en éste como la forma en que estamos escogiendo vivir, cuales son nuestros intereses, opiniones, conductas  y hacia que lugar estamos proyectando nuestro futuro.

En este año que esta comenzando es relevante evaluar si estamos escogiendo nuestro estilo de vida o si solo estamos reaccionando a las circunstancias que nos rodean, frecuentemente olvidamos que somos parte integral del futuro que se avecina y si no estamos siendo intencionales podemos perder el enfoque y parar en  el lugar menos pensado.

Como decía Nelson Mandela, citando el poema “soy el amo de mi destino soy el capitán de mi propia alma”, hoy es un buen día para que evaluemos que cosas quiero mejorar, mas allá de las circunstancias, cómo voy a llegar a llenar ese propósito divino dado a cada uno de nosotros coautores con Dios de nuestra propia historia, de que forma cumpliré con el llamado que se me dio, porque… si estamos vivos tenemos un llamado con nosotros mismos, nuestra familia y nuestra sociedad somos todos en conjunto trabajando por ser nuestra mejor versión los que lograremos un país mejor.

Yo siempre he creído en el concepto de que liderazgo es influencia como cita John Maxwell, pero para que esa influencia se dé necesito trabajar en mí y en mis relaciones. Una parte importante de tu propósito tendrá que ver con otras personas, relacionarse con ellas y buscar la unidad para trabajar en conjunto sea como maestro, profesional, empresario etc. , todos somos necesarios.

Nuestra sociedad necesita de tu liderazgo, de tu influencia, como decía  Jack Welch CEO de General Electric, elegido como el mejor ejecutivo del siglo XX …“Si tus acciones inspiran  a otros a soñar mas, aprender más, hacer más y a ser mejores eres un líder”

Contamos contigo como catalizador de un cambio en el país nosotros podemos modelar esta diferencia, con creatividad e innovación podemos tener un mejor futuro para nosotros y las próximas generaciones proponiendo ideas diferentes, e inspirando a otros a dar lo mejor de sí.

El futuro nos espera, las decisiones de hoy serán nuestra vida y la sociedad de mañana, donde esta nuestro tiempo esta nuestro legado, seamos proactivos y propositivos, necesitamos de cada uno porque: Construir un mejor yo es el primer paso para construir un mejor país.

Liderazgo, pasión e inspiración

Me gusta ver a personas inspiradas, esas personas que han encontrado algo dentro de sí para dar a los demás aun cuando están pasando momentos difíciles.

Recuerdo la primera vez que leí sobre personajes como Gandhi, Albert Einstein, Abraham Lincoln, o el líder de lideres Jesús,  recuerdo como de niña sus historias me inspiraron a ver lo mejor de la raza humana y querer ser la mejor versión de mí misma que  podría llegar a ser.

Hoy entiendo que inspirar es un trabajo que empieza conmigo misma,  teniendo esperanza podemos influenciar a otros a tenerla, teniendo un sueño puedo ayudar a los demás con sus sueños y ayudarlos no solo en pensarlo sino en llevarlo a la acción.

Una persona que inspira va más allá que la sola motivación,  motivar a otros es importante pero usted no va a estar cada día junto a esa persona para motivarle, lo que necesitamos es que esa persona encuentre una fuente de inspiración para llegar a un punto de auto motivarse, saber que lo que esta haciendo es por convicción personal, para ser aquello que fue llamado a ser y hacer.

Los grandes personajes, las grandes historias de vida lo que hacen es modelarnos aquello que es posible aunque en su momento parecía imposible. Por ejemplo antes en la historia ningún Atleta había logrado correr 100 metros planos en menos de 10 segundos, en 1968 lo hizo Jim Hines, y desde allí ha habido varios como Carl Lewis (9.78) que han logrado hacerlo, Usain Bolt tiene la marca mundial en 9.58. La inspiración abrió la posibilidad.

Cuando nosotros encontramos nuestro propósito de vida, cuando hacemos una tarea con pasión, sea liderar una gran compañía, cuidar a nuestros hijos o estudiar una carrera, estamos inspirando a otros y eso es lo que necesita nuestro mundo, a cada uno de nosotros haciendo su mejor esfuerzo por ser la mejor versión de nosotros mismos para mover a este país y sus futuras generaciones hacia delante, y ahora pregúntate ¿a quién estas inspirando en tu vida hoy? La respuesta te puede desafiar….

Momentos que nos definen en el liderazgo…

No recordamos los días, recordamos los momentos. – Cesare Pavese

Hace algunas semanas Facebook me recordó de un día hace años donde decidí trabajar en un proyecto de valores y liderazgo a nivel nacional. Eso me hizo recordar de varias experiencias que me han marcado tanto profesional como personalmente y como viendo hacia atrás fueron momentos que marcaron un antes y un después en mi vida.

Los momentos que nos definen son las experiencias que tenemos en nuestras vidas que sobresalen para nosotros.Son de corta duración y son significativos, así como memorables. Si bien muchos momentos decisivos son positivos, no todos lo son. Y, los momentos decisivos que tendemos a recordar más son los picos altos , las experiencias dolorosas y las transiciones.

Piensa en algunas de las experiencias memorables en tu vida. ¿Cuáles se destacan para ti? Lo más probable es que compartan algunas características comunes. Nuestros propios momentos decisivos por lo general:

– Superan la experiencia cotidiana;

– Nos proporcionar una idea de quiénes somos;

– Nos capturan en nuestro mejor momento y

– Se comparten con otros.

Un momento decisivo para mí fue cuando lanzamos el programa “la transformación esta en mí” en Guatemala Próspera hace cuatro años y medio. Sabíamos que teníamos un material excelente, de mucho valor para el desarrollo personal de quien lo usara y nos daba mucha ilusión saber que lo podíamos dar de manera gratuita a todo guatemalteco que así lo deseara. Sabíamos que este no era un proyecto más… sabíamos que iba a cambiar muchas vidas. Hoy viendo para atrás luego de mas de 300,000 personas que han pasado por el programa (ese número sigue creciendo) y viendo que de Guatemala ese programa a impactado a otros países como Paraguay y Costa Rica siento el mas profundo agradecimiento en el corazón por haber sido y ser parte de algo mas grande que cualquiera de los que tomamos la decisión de apoyar esta iniciativa.

Los momentos que nos definen pueden simplemente “suceder”, pero la mayoría de las veces, son creados.Es posible para nosotros crear momentos definitivos en el trabajo con nuestros equipos, a nivel de la organización con los clientes, en nuestras escuelas y comunidades, y en nuestras vidas personales. En nuestros lugares de trabajo, podemos crear momentos definitivos prestando atención a los tiempos de transición (primer día de trabajo, gerente primerizo), hitos (final de proyectos, logros) y momentos de dificultad, dolor o ansiedad (recibiendo comentarios negativos, enfermedad y discapacidad, pérdida de trabajo).

En cada uno de estos tipos de momentos decisivos, tenemos la opciónde invertir nuestro tiempo para crear experiencias para las personas que sean significativas y memorables. Si lo hacemos bien, podemos tomar una experiencia nada especial, como la orientación a los empleados, y convertirla en algo extraordinario que el empleado recuerde y comparta con los demás.

Crear momentos que nos definen aún cuando tengamos miedo, vale la pena, por que así podremos ver un día para atrás y saber que con la ayuda de Dios tuvimos propósito en nuestras vidas. Vale la pena crear estos momentos.