Site icon

Desarrollando carisma

¿Has conocido alguna vez a una persona carismática, de esas que con hablarle sientes que han sido amigos toda la vida y que al entrar a un lugar pareciera que se ilumina la habitación? La mayoría de nosotros hemos visto personas así con ese don especial, caen bien, inspiran confianza y también admiración.

Hay personas que nacen así, pero en  realidad el carisma se puede desarrollar. No es algo exclusivo para algunas personas ya que se trata de una serie de rasgos y comportamientos que nos hacen mas atractivos a los demás. La palabra Carisma viene de la palabra griega “Charis” que significa gracia o regalo. El diccionario lo define como la “Cualidad o don natural que tiene una persona para atraer a los demás por su presencia, su palabra o su personalidad”.

Las personas con carisma son asertivas, inspiradoras y proyectan confianza en si mismas, son empáticas y escuchan a los demás. No importa si tu liderazgo esta comenzando o tienes mucho tiempo liderando equipos, mejorar nuestro carisma hace de nosotros mejores lideres.

Varios estudios apoyan la noción que el carisma se puede trabajar, podemos aprender a tener mejores conductas y habilidades que nos ayuden a proyectarnos mejor.

Algunos de estos rasgos y conductas son:

Lenguaje corporal y presencia:

Sin decir una sola palabra nuestro lenguaje corporal es el 55% de nuestra comunicación según los expertos ( 38% es nuestro tono de voz y 7% nuestras palabras). Por lo tanto es vital trabajar en una buena postura, con los hombros hacia atrás y la cabeza erguida esto proyecta seguridad en si mismo y confianza.

Las personas carismáticas tienden a ser personas positivas, así que aprende a ver el vaso “medio lleno” y trabaja en buscar lo bueno que te rodea a ti y a los demás.

Para aprender a desarrollar presencia debes practicar la escucha activa, cuando alguien este hablando préstale toda tu atención y esta presente en ese momento con esa persona (se siente cuando alguien esta pensando otra cosa cuando le hablas).

Ayuda a los demás a sentirse bien:

Las personas carismáticas hacen que quienes los rodean se sientan bien. Enfocan su energía en que las demás personas se sientan mejor. Ayudando a los demás crean un ambiente positivo que atrae a las demás personas.

Puedes trabajar en esta área ofreciendo tu apoyo y experiencia, siempre con humildad y sinceridad. Ofrece reconocimiento por un trabajo bien realizado y por sobre todo se siempre transparente y auténtico (las personas notan cuando no lo es).

Inteligencia emocional y empatía:

Existe un vínculo fuerte entre  el Carisma y la inteligencia emocional. Los lideres con IE  están al pendiente de sus propias emociones y las de los demás. Esta habilidad les hace entender las circunstancias y actuar de acuerdo a ellas.

La empatía también es un componente importante, cuando podemos ponernos en los zapatos de la otra persona, entendemos sus necesidades y motivaciones con lo cual se crea una mejor comunicación.

Confianza y asertividad:

Usando tus fortalezas con metas a corto plazo y siguiendo un plan para tu crecimiento personal podrás ir generando mas confianza en ti mismo. Una buena idea es aprender tips para hablar en público, esto te dará un mejor desenvolvimiento frente a los demás.

Cuando tienes mas confianza en ti mismo puedes ser asertivo con tus necesidades y deseos, reconociendo también los de los demás. Habla sobre tus necesidades y no tengas miedo a usar tu voz, siempre haciéndolo con respeto y afecto a los demás.

Al trabajar sobre estas habilidades mejorarás la percepción que las personas tienen de ti y en consecuencia serás un líder mas carismático.

Si quieres desarrollar todo tu potencial, empieza a tomar mas conciencia sobre como te ven los demás y como puedes ayudarles. Dales tu mejor sonrisa y actitud y pronto notarás un cambio.

 

Exit mobile version